lunes, 13 de diciembre de 2010

Hablar por boca de ganso


Esta frase hecha, que parece no tener ningún sentido lógico, significa ni más ni menos que repetir lo que otro nos ha sugerido. Se utiliza para criticar a quien hace o dice siempre lo que otro u otros le dictan. Así, es común, por ejemplo, que se critique a los jóvenes que empiezan en política el hablar por boca de ganso, pues repiten sin entender en realidad ideas y frases que han leído u oído en el seno de su partido o de su bando ideológico.

El origen de esta expresión, de nuevo bastante antiguo, se encuentra en la escuela. Ganso se llamaba también al pedagogo o enseñante de los niños, quizá porque los paseaba a todos en fila, delante de él, como hace el ganso con sus polluelos. Y, cuando los niños repetían lo que el ayo les decía o enseñaba, estaban hablando por boca de ganso, como explicaba Covarrubias en su ya célebre para nosotros Tesoro de la lengua castellana (1611).

Referencias:
  • García Remiro, José Luis (2001). ¿Qué queremos decir cuando decimos...? Frases y dichos del lenguaje diario. Madrid: Alianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada