sábado, 4 de diciembre de 2010

Cuestiones sobre la preposición "a"

Para inaugurar el 2º trimestre vamos a tratar cuestiones de normativa sintáctica, en este caso, sobre la preposición "a", una de las más utilizadas en lengua española, aunque no siempre bien. Es un tema un tanto farragoso, por lo que hay que intentar ser ordenado para no perderse.

1. La agrupación a por

Siempre había sido incorrecto usarla. Así, voy a por un vaso de agua se consideraba incorrecta, puesto que lo tradicional era el empleo únicamente de por: voy por un vaso de agua. Pero las últimas reformas la han convertido en correcta, aunque solo se usa en España, excepto en Canarias. En Hispanoamérica se considera vulgar y en general no se emplea.

2. A, por y en con las partes del día (mañana, tarde, noche)

Lo tradicional y correcto siempre ha sido emplear por: por la mañana. Sin embargo, hoy se considera también correcto usar en, de uso extendidísimo en Hispanoamérica: en la tarde; y, sorprendentemente, a, que solo aparece en Argentina, País Vasco y Cataluña: a la noche. Ahora bien, recomiendo usar la primera opción, que es la etimológica.

3. Las estructuras sustantivo + a + infinitivo

Aquí viene la parte difícil. Desde siempre, formaciones como *cosas a tratar se han considerado incorrectísimas, por ser galicismos, es decir, calcos de la estructura francesa correspondiente. Evidentemente, como con todo lo incorrecto, se ha extendido muchísimo, por lo que la Academia ha decidido aceptar algunas de estas construcciones, pero con bastantes restricciones:
  • No debe usarse si es posible usar para, por o el relativo que:
Quedan tres temas para/que tratar (*a tratar) antes del examen.

  • El verbo en infinitivo debe ser transitivo y estar en forma activa:
*La cuestión a hablar... ("hablar" es intransitivo, hablamos de o sobre algo)
*La cuestión a ser discutida... ("ser discutido" es una construcción pasiva)

Lo correcto en estos casos es La cuestión que se va a hablar/que será discutida...

  • El sustantivo ha de ser abstracto o no contable:
El asunto a tratar ("asunto" es abstracto)
La cantidad a ingresar ("cantidad" es no contable)
Pero: *las páginas a entregar ("páginas" es concreto y contable)

  • La estructura completa ha de funcionar como Sujeto o Atributo, pero no como Complemento Directo:
[La cantidad a ingresar]SUJ es muy alta.
Este es [el asunto a tratar]ATR
Pero: *Aquí tienes [la cantidad a ingresar]CD

  • Debe evitarse la redundancia:
*Ese alumno es un ejemplo a seguir para todos.

Lo correcto es Ese alumno es un ejemplo para todos, porque la otra expresión es redundante.

Son muchos condicionantes, ¿verdad? Además, la Academia indica que, si a pesar de todo se consigue hacer bien la dichosa construcción... ¡esta posee poco prestigio! Por eso mi consejo es evitarla siempre, y emplear para, por o que. Queda mejor, ¡y encima es más fácil!

Referencias y páginas de interés:
  • Gómez Torrego, Leonardo (2010). La normativa académica actual: cambios destacados. SM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada