miércoles, 24 de noviembre de 2010

¿Qué quieres ser de mayor? (2ª parte)

Bien, seguimos con cuestiones de género, a ver cómo funcionan las palabras en consonante.

3. Palabras cuyo masculino acaba en consonante

Estas palabras se consideran, en general, comunes en cuanto al género. Así, decimos el/la portavoz, el/la mandamás... Sin embargo, existen un buen número de excepciones:
  • Las palabras agudas terminadas en -or, -ón, -án, -ín y -és (apartado 4).
  • Las palabras cortés y montés son invariables, por mucho que la gente use las formas erróneas correspondientes. Así, decimos una cabra montés, no *montesa.
  • Las palabras femeninas la edil, la concejal, la bedel y la fiscal también tienen femeninos en -a: edila, concejala, bedela y fiscala.
  • Existen femeninos irregulares acabados en -esa, siendo posible esta forma o la común con artículo. Estas son: la líder/lideresa, la cónsul/consulesa, la juglar/la juglaresa y la chófer/choferesa. El femenino de abad es abadesa, no existe la forma en -a.
  • Para juez y aprendiz, son correctas tanto la juez, la aprendiz como jueza, aprendiza.

4. Palabras agudas terminadas en -or, -ón, -án, -ín y -és

Hacen el femenino, en general, añadiendo una -a: doctora, sultana, peatona... Existen, como siempre, excepciones:
  • Las palabras femeninas actriz y directriz existen, pero no significan lo mismo que actora y directora.
  • La capitana no debe usarse en lugar de la capitán si designa un grado militar.
  • El femenino de barón es baronesa.
  • Y, por último, la palabra fan es la única invariable de este grupo: el fan, la fan.
5. Otras cuestiones sobre el género

En las últimas normas de la RAE se han establecido ciertos cambios interesantes.

En primer lugar, la palabra maratón ha pasado a ser ambigua, y puede utilizarse tanto en femenino como en masculino: un maratón en Barcelona, una maratón de cine. Antes solo se aceptaba el masculino.

Por otra parte, la palabra calor se trata ya como exclusivamente masculina, por mucho que antiguamente se usara en femenino. Por tanto, es vulgar e incorrecta la forma *la calor o *una calor.

Por último, y para acabar con las nuevas tecnologías, son correctas tanto el web como la web, porque en el primer caso sobreentendemos el [sitio] web y, en el segundo, la [página] web.


Referencias y páginas de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada